Estética Dental

Blanqueamiento Pola Office

En H144 te ayudamos a recuperar el blanco de tus dientes de una manera rápida y segura. Sabemos que la sonrisa es tu mejor reflejo y en H144 estudiamos tu caso particular, buscando el origen de la alteración del color y llevando a cabo el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades.

La decoloración de nuestros dientes puede aparecer por varios motivos. El paso del tiempo es un factor clave, que favorece el depósito de pigmentos y otras sustancias

sobre la superficie de los dientes, haciendo que adquirieran un color cada vez más oscuro y dando a nuestros dientes un aspecto envejecido. Los medicamentos, traumatismos o alteraciones en los tejidos dentarios también pueden generar tinciones internas del diente, que puede causar alteraciones en el color de nuestros dientes.

Cada caso es diferente y lo más importante es identificar el origen del problema para solucionarlo de la manera más segura y eficaz.

Para ello, usamos dos técnicas distintas para tratar el blanqueamiento dental:

  • Blanqueamiento dental en clínica: con productos de alta concentración,
  • Blanqueamiento ambulatorio / en casa: el paciente se aplicará a él mismo el producto blanqueante a través de unas férulas personalizadas.

Además, contamos con el tratamiento Pola Office, con el que conseguimos resultados espectaculares a través de su tecnología activada por luz y su ajuste de intensidad variable, que nos permite personalizar el tratamiento a cada paciente.

Blanqueamiento interno

Cuando nos enfrentamos a un cambio de color en los dientes, debemos elaborar un correcto diagnóstico para identificar el origen de la decoloración. El oscurecimiento del diente, en ocasiones, puede ser síntoma de algún problema en el mismo, como caries, necrosis del nervio dental o reabsorción de la raíz. Otras veces, pueden aparecer como consecuencia a traumatismos sufridos o alteraciones de color al usar determinados materiales en los dientes.

En qué consiste el blanqueamiento interno:

Esta técnica se basa en la colocación de un producto blanqueante en el interior del diente, que va aclarando el diente progresivamente mediante un proceso de oxidación hasta que éste recupera su color natural. Para que el tratamiento sea efectivo, se realizan varias visitas a la clínica para cambiar la potencia del agente blanqueante hasta que el resultado es óptimo. Esta técnica de blanqueamiento de diente no vital solo puede realizarse mediante un tratamiento de conductos o de endodoncia previo que se conserve en perfecto estado.

Carillas de porcelana

El tratamiento de carillas de porcelana es un método muy común debido a su simplicidad y versatilidad a la hora de corregir la forma, tamaño o color del diente. Las carillas de porcelana son piezas finas de cerámica que se adhieren a la superficie vestibular de los dientes tras una preparación dentaria simple.

Esta técnica es capaz de cerrar espacios interdentales e incluso proteger piezas gastadas o astilladas por el paso de los años, para proporcionar un aspecto agradable, atractivo y natural a tu sonrisa.

En H144 somos especialistas en este tipo de tratamiento y aseguramos que, una vez finalizado, las carillas son incluso más resistentes a las tinciones producidas por alimentos que los dientes naturales. Además, su parecido con el esmalte sano del diente es insuperable.

Carillas de composite

Este tratamiento consiste en una restauración estética realizada con un material llamado resina compuesta, que se coloca, capa por capa, en la superficie de los dientes para darle la forma deseada.

No por ser un material de resina tiene peor estética, sino que, sus propiedades ópticas y biomecánicas son muy similares a las del diente natural.

La ventaja principal de este tratamiento es que puede realizarse en una sola sesión con resultado excelente. Este tratamiento puede restaurar fracturas dentales y problemas o alteraciones leves de forma, tamaño o color.

Conseguimos tu mejor sonrisa en una sola sesión.

Prótesis remobibles

Las prótesis dentales removibles son aquellas diseñadas a la medida y necesidad de cada persona, para conseguir sustituir a los dientes ausentes mediante una estructura removible, que se adhiere en las encías del paciente.

La prótesis debe adaptarse por completo a los tejidos y forma de la encía en la que se colocará, para evitar movimientos o molestias. Por eso, es importantísimo que estén bien confeccionadas y ajustadas para que sean cómodas y estéticas.

Pueden implantarse dos tipos de prótesis, según la ausencia total o parcial de piezas dentales. Aunque su carácter removible pueda resultar incómodo, al poder moverse al hablar o masticar ciertos alimentos, tiene la ventaja de poderse retirar cuando uno desee para limpiarla y poder descansar las encías. Pese a esto, su adhesión a la encía hace de lo más normal la aparición de rozaduras y la necesidad de adaptaciones periódicas de la prótesis debido a la reabsorción fisiológica de los maxilares.

Puentes dentales fijos

Los puentes dentales son prótesis dentales fijas que se cementan sobre unos dientes tallados que sirven como “pilares” para su sujeción. Para ello, es necesario realizar un desgaste de entre 1’5-2 mm en el contorno de la corona dentaria de los dientes adyacentes a la pieza a reponer sobre los que se sujetará la pieza.

El uso de este tratamiento se lleva utilizando desde hace muchos años, siendo verdad que, el tallado debilita el diente inevitablemente, lo que en ocasiones puede provocar otros síntomas como sensibilidad o dolor. Razón por la que este tratamiento ha ido perdiendo popularidad en los últimos años y han sido sustituidos por métodos más seguros, cómodos y estéticos como los implantes.

Coronas

Las coronas son prótesis dentales fijas en forma de funda recubiertos por cerámica que se utilizan para rehabilitar piezas dentales dañadas.

Tradicionalmente, se usaba el metal para la base, pero en la actualidad, existen materiales cerámicos como cerámicas aluminosas, circonio y disilicato de litio, que evitan el uso de metales para la rehabilitación y reposición de dientes.

Este tipo de materiales son mucho más compatibles con la encía que el metal y evitan, en la medida de lo posible, su irritación. Además de ofrecer un resultado mucho más estético que el metal en cuanto a color y traslucidez.

CONSÚLTANOS